Archivo de la etiqueta: industria alimentaria

¿Cuán útil es el uso de gel antibacterial?

Entre los años 2009 y 2010 el mundo presenció una de las pandemias más devastadoras que se haya visto en el último siglo. Una variación del virus que causa la influenza dejó un saldo de al menos 43 millones de personas infectadas y sobre 16,000 personas muertas en más de 200 países.

La propagación del virus H1N1, causante de la influenza porcina, pudo ser controlada gracias a la acción de agencias gubernamentales que promovieron hábitos higiénicos para reducir los contagios entre la población e impulsaron el desarrollo, en tiempo récord, de una vacuna capaz de prevenirlo.

Por temor a contagiarse, muchos desarrollaron un uso y dependencia excesiva de los llamados geles desinfectantes, conocidos popularmente por su nombre en inglés: hand sanitizers. Previo a esta pandemia el hand sanitizer era para muchos un producto desconocido o de uso esporádico.

Durante la pandemia la demanda por hand sanitizer se disparó en todo el mundo, al nivel de que muchos detallistas racionaron la venta del producto y la gente tuvo que hacer largas filas en farmacias solo para adquirirlo.

Luego de la pandemia, para muchos el uso de hand sanitizer se volvió cotidiano, y un tanto obsesivo.

Hoy día este producto en el típico hogar es tan ubicuo como los analgésicos para el dolor o el agua oxigenada para desinfectar heridas.

Sin embargo es necesario dejar claro que el gel antibacterial NO es substituto para agua y jabón

El uso desmedido de hand sanitizer puede parecer inofensivo, especialmente si se le considera una herramienta para proteger la salud del usuario.

Sin embargo, abusar de este producto puede tener serias repercusiones que se agravan por la confianza excesiva y el uso incorrecto que se le da al mismo.

El uso incorrecto más común y perjudicial del hand sanitizer es utilizarlo como sustituto del limpiador de manos por excelencia: la combinación de agua y jabón.

Varias agencias federales, como el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), advierten que el hand sanitizer solo debe utilizarse como suplemento del agua y jabón y nunca como sustituto.

El hand sanitizer tiene una baja capacidad de desinfectar las manos, solo puede matar microbios que están en la superficie. A medida que el grado de suciedad de las manos aumenta, la efectividad del hand sanitizer disminuye.

El 99.9% de efectividad que reclaman los fabricantes disminuye aún más si se considera que no todos los microbios responden igual a su efecto.

De hecho, varios estudios científicos han comprobado que el hand sanitizer no es tan efectivo minimizando infecciones virales (ej. influenza) como lo es con infecciones bacterianas.

Además, datos del CDC señalan que personas que prefieren hand sanitizer sobre agua y jabón son más propensas a contagiarse y propagar infecciones virales.

Más no siempre es mejor

Un problema emergente, y a la vez controversial, que se ha ligado al uso excesivo de hand sanitizer y otros productos antimicrobiales (ej. antibióticos) es la selección y proliferación de microbios resistentes, también conocidos como “supermicrobios”.

Hoy día el CDC clasifica este fenómeno como una de las peores amenazas a la salud pública a nivel mundial.

Cuando se utilizan agentes antimicrobiales, lo que se busca es matar microbios que pueden causar enfermedades.

Sin embargo, el abuso y uso incorrecto de estos productos, en vez de erradicar estos microbios dañinos, puede propiciar la selección indirecta y proliferación de los organismos que son resistentes a su efecto germicida.

Peor aún, esta capacidad de resistencia puede transferirse entre distintos microbios, lo que puede resultar en supermicrobios resistentes a múltiples agentes antimicrobiales.

En otras palabras, abusar de agentes antimicrobiales, más que proteger al usuario de infecciones, podría a largo plazo crear un problema de salud pública mayor y más difícil de combatir.

La higiene puede doler

Un asunto aún más complejo que va de la mano con el abuso de productos antimicrobiales como el hand sanitizer es que limitar excesivamente la exposición de una persona a microbios del ambiente puede perjudicar su capacidad para combatir enfermedades. Esto es especialmente cierto durante etapas tempranas de crecimiento cuando el sistema inmunológico está en pleno desarrollo.

Para que este sistema del cuerpo se desarrolle correctamente, la exposición a microbios del ambiente es absolutamente necesaria. O sea, sobreproteger a un niño de exponerse a microbios puede resultar en un adulto menos saludable.

Utilizar hand sanitizer puede ser beneficioso solo si se hace con moderación y de la forma correcta.

Expertos recomiendan minimizar su uso en cuanto sea posible, siempre lavar las manos con agua y jabón antes de utilizarlo, y nunca usar hand sanitizers con menos de 60% de alcohol.

El uso de los geles en la industria de alimentos

Además de lo antes expuesto, es necesario resaltar que amén de que los geles no son la panacea para eliminar microorganismos, existen en el mercado una gran variedad de geles con perfumes y fragancias que no son de grado alimentario y por tanto al usar este tipo de productos se puede estar permitiendo la contaminación química de los alimentos.

En resumen,

«El gel anti bacterial no sebe ser usado como sustituto del agua y jabón y es muy importante seleccionar los que declaren su compatibilidad con los alimentos»

Con información de http://www.el-nacional.com

EL USO DEL CUBREBOCA EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

image

¿Qué tan efectivo es el uso del cubreboca
cuando se trata de prevenir la contaminación?

Existe una gran controversia respecto al uso del cubreboca en la industria de los alimentos… ¿sirve el cubreboca? ¿es obligatorio usarlo? ¿cuándo se recomienda su uso?, éstas y otras preguntas son con frecuencia debatidas porque aunque es bien sabido que el uso del cubreboca ayuda a prevenir la contaminación cruzada durante proceso de elaboración de los alimentos, su uso incorrecto puede incluso aumentar el riesgo de contaminación en lugar de reducirlo.

¿PARA QUÉ SIRVE EL CUBREBOCA?

El cubreboca evita contaminación microbiógica proveniente de la nariz y la boca. Evita que las gotitas de saliva que no se ven a simple vista y que se generan al momento de hablar, toser o estornudar, sean esparcidas y lleguen a los alimentos. Es utilizado también para proteger al personal de algunos alimentos o sustancias que pudieran causarle daño o irritación.

¿POR QUÉ USAR EL CUBREBOCA?

• Se estima que existen 100 millones de bacterias por cada mililitro de saliva que contiene la boca, los cuales están conformados por más de 600 especies de bacterias diferentes, de las cuales algunas pueden ser patógenas.

• El Staphylococcus aureus es una bacteria patógena y forma parte de la flora normal del ser humano. El sitio más frecuente de colonización es la zona de las vías nasales, aunque tambi én puede colonizar la piel (en particular si está lesionada) y la boca. Se sabe que entre el 25 y 50% de los sujetos sanos pueden estar colonizados por S. aureus de manera persistente o transitoria, provoca intoxicación alimentaria al liberar sus enterotoxinas en los alimentos y produce el síndrome del shock tóxico al liberar superantígenos en el torrente sanguíneo.

¿EL CUBREBOCA ES EFECTIVO PARA EVITAR CONTAMINACIÓN DE TODOS LOS MICROORGANISMOS?

• No, en los cubrebocas normales que se usan en la industria de alimentos, los espacios entre las fibras del cubreboca son de aproximadamente 0.1 micrones. Las bacterias miden de 0.1 a 0.2 micrones lo que significa que el cubreboca es de alta eficiencia de filtración bacteriana (mayor al 99%). Por el contrario, los virus son 1000 veces mas pequeños que las bacterias (< 300 nanómetros) por lo cual los cubrebocas nos son eficientes para evitar la transmisión de virus.

¿CÓMO SE USA?

El cubreboca es un instrumento de previsión. Para que éste funcione como tal, debe cubrir tanto la nariz, como la boca, de lo contrario no será efectivo.

El cubreboca debe mantenerse en las mejores condiciones y lo más seco posible, y su uso debe ser limitado.
Si estas condiciones no se cumplen los microorganismos pueden multiplicarse, ya que con la humedad de la saliva, el calor del aliento y el oxígeno que se les aporta con la respiración se favorece su crecimiento.

¿ES OBLIGATORIO USAR CUBREBOCA?

De acuerdo a la mayoría las referencias internacionales que establecen requisitos respecto a la protección que deben de utilizar los empleados que trabajan con alimentos, el uso del cubreboca no es obligatorio, pero sí recomendable cuando se manipulan productos microbiológicamente sensibles como alimentos perecederos o alimentos listos para consumir.

En México la NOM-120-SSA1-1994 (no vigente) establecía claramente que era obligatorio el uso del cubreboca, sin embargo la NOM-251-SSA1-2009 (vigente) establece que “Al inicio de la jornada de trabajo, el cubreboca debe estar limpio y en buen estado”, no quedando clara su obligatoriedad ya que el  acta que utilizan los verificadores de la SSA se establece que “el personal del área de proceso utiliza en caso necesario cubreboca”.

¿QUÉ DICEN LAS INSTITUCIONES Y ORGANISMOS REGULADORES
RESPECTO A SU USO?

FAO

La higiene en la industria alimenticia
Limitar la contaminación por la cavidad bucal y la nariz con el uso del cubreboca desechable.

OMS

Codex Alimentarius
Asegurar que quienes tienen contacto directo o indirecto con los alimentos, no tengan probabilidades de contaminar los productos alimenticios.

Comunidad Europea

Paquete Higiene: Regulación (EC) 852 / 2004
Las personas que trabajan en área de producción deben tener un vestuario adaptado y limpio.

FDA

Food Code / CFR
No está mencionado nada respecto al uso del cubreboca.

Secretaría de Salud Mexicana

Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009
Al inicio de la jornada de trabajo, el cubreboca debe estar limpio y en buen estado.

Secretaría de Salud Mexicana

Norma Oficial Mexicana NOM-120-SSA1-1994
Utilizar cubreboca – Los cubrebocas deben ser simples y sin adornos.

México

(Norma mexicana no vigente)
SENASICA

TIF: NOM-008-ZOO-1994
No está mencionado nada respecto al uso del cubreboca.

México

SQF Institute

Código SQF 2012
La vestimenta debe ser adecuada con el fin de proteger los productos del riesgo de contaminación.

Certificación Internacional

AIB

Programas de Prerequisitos y de Seguridad de los Alimentos
La vestimenta debe ser adecuada con el fin de proteger los productos del riesgo de contaminación.

Certificación Internacional

IFS

IFS FOOD
El personal debe llevar prendas de protección.

Certificación Internacional

BSI

PAS220
La ropa de trabajo deberá proporcionar la protección adecuada para asegurar que el pelo, la respiración, etc. no puedan contaminar el producto.

Certificación Internacional

RECOMENDACIONES PARA EL USO CORRECTO DEL CUBREBOCAS:

Antes de colocarlo, lavarse las manos correctamente.
No dejar que entre en contacto con superficies que puedan estar contaminadas.
Es muy importante que las manos no toquen la parte interna del cubreboca.
Pasar por su cabeza las cintas elásticas y colocarlo buscando que quede cómodo pero bien sujetado.
Ajustarlo a la cara, cubrir completamente boca y nariz.
Mientras se traiga puesto no tocarlo. Si por cualquier razón se llegara a tocar, debe lavarse las manos y sanitizarlas.
El cubreboca no se comparte con nadie, es de uso personal.
Para comer o beber, debe retirarse el cubreboca.
Aún cuando se utiliza el cubreboca, se debe de estornudar o toser cubriéndose la boca y nariz con un pañuelo o con el ángulo interno del codo.
Remplazar el cubreboca cada vez que sea necesario (punto que se explica más adelante).

En algunos establecimientos utilizan el cubreboca cuando el personal está enfermo con tos o gripa, sin embargo lo adecuado es que un trabajador que está enfermo y tiene como actividad manipular alimentos, debe ser retirado del área hasta que esté en condiciones adecuadas de salud, de tal forma que no represente un riesgo para la inocuidad de los alimentos.

¿EN QUÉ MOMENTO SE DEBE CAMBIAR EL CUBREBOCA?

• Cuando se ha humedecido o está sucio.
• Si éste se rompe, se desgasta o tiene alguna perforación.
• Después de haberlo tocado con las manos sucias, o si éste ha sido colocado en el cuello o en la cabeza.
• Si éste ha tenido contacto con alguna superficie que pudiera estar contaminada.
• Por ningún motivo debe reutilizarse. Una vez retirado de la cara debe desecharse. Los únicos cubrebocas que pueden lavarse y sanitizarse son los que son de uso múltiple, nunca los desechables.

Fuente: idea consultores

OPINIÓN DEL INSTRUCTOR

El uso del cubreboca en la industria alimenticia sirve ante todo para reducir el peligro de contaminación de Staphylococcus aureus presente en las vías respiratorias del humano. Sin embargo, el riesgo de contaminación depende del alimento y del proceso que la empresa maneja. Por lo mismo, puede que el uso del cubreboca no aplique. Lo adecuado sería que cada empresa evalúe y justifique si se requiere o no el uso del cubreboca según el riesgo de contaminación que represente.

Algunas personas sólo usan el cubreboca si los están vigilando, de lo contrario se lo quitan, esto significa que sí están capacitados por no están concientes de la importancia del uso del cubrebocas. Si la empresa lo estableció como de uso obligatorio debe asegurar que se ofrezca una capacitación efectiva orientada a la concientización sobre el correcto uso del cubreboca.
Charlène Messé