De qué sirve la certificación de buenas prácticas de fabricación de alimentos?

«Este artículo sirve para entender los conceptos básicos de la certificación y su utilidad»

La Certificación, por qué existe?

La necesidad de certificar las características de los productos se genera por la desaparición de las relaciones directas entre el productor y el consumidor.

Dichas relaciones constituían un factor de confianza para el consumidor. Por lo tanto se volvió necesario proponer herramientas con el fin de re-asegurar las características de un producto.

Pero como se puede asegurar la calidad de los productos?

Las empresas pueden realizar controles sobre la calidad del producto, en el momento de su elaboración, respecto a la observación del pliego de requisitos . Se trata en este caso de una certificación por primera parte. 

Si el cliente de la empresa realiza una auditoria o un control y certifica después el producto, hablamos de certificación por segunda parte. 

Y si un organismo, que no es ni comprador ni vendedor, certifica el producto, se trata de una certificación por tercera parte. 

El sistema de certificación por tercera parte se creó para garantizar la independencia y la imparcialidad en la evaluación de la conformidad de las características de un producto y/o de su método de producción, de su respeto al pliego de condiciones.

Este sistema se fundamenta por consiguiente en la introducción dentro de la relación productor-consumidor (o cliente) de un tercero, un organismo independiente: el organismo de certificación.

Éste controla la observancia del pliego de requisitos y, según el caso, concede la certificación, al permitir la utilización de una marca que identifica que la calidad se ha comprobado.

DEFINICIONES SOBRE LA CERTIFICACIÓN

La certificación es el procedimiento mediante el cual un organismo da una garantía por escrito, de que un producto, un proceso o un servicio está conforme a los requisitos especificados.

La certificación es en consecuencia el medio que está dando la garantía de la conformidad del producto a normas y otros documentos normativos. La certificación se materializa en un certificado: El certificado es un documento emitido conforme a las reglas de un sistema de certificación, que indica con un nivel suficiente de confianza, que un producto, proceso o servicio debidamente identificado, está conforme a una norma o a otro documento normativo especificado.

  • Un sistema de certificación es el conjunto de las actividades implementadas para evaluar la conformidad del producto a requisitos especificados.
  • Un Sistema de certificación por tercera parte es aquél administrado por un Organismo de certificación con sus propias reglas de procedimientos y de administración y que tiene el fin de proceder a una certificación.
  • Un Organismo de certificación es un organismo tercero que procede a la emisión de certificados. Un certificado se emite a un «titular» o «beneficiario de una certificación» o «beneficiario de una licencia».
  • Un beneficiario de una licencia es una persona natural o jurídica al que un organismo de certificación otorga una licencia.
  • Una licencia es un documento emitido conforme a las reglas de un sistema de certificación mediante el cual un organismo de certificación, otorga a un proveedor (u operador) el derecho a utilizar certificados o marcas para sus productos, procesos o servicios conforme a las reglas de ese sistema particular de certificación.

Finalmente, se puede decir que un organismo de certificación por tercera parte administra un sistema de certificación , con el fin de proceder a la certificación de un producto, lo que se materializa por la emisión de dos documentos: un certificado para el producto y una licencia a nombre del operador.

INTERÉS DE LA CERTIFICACIÓN POR TERCERA PARTE

La certificación por tercera parte es una ventaja comercial indiscutible.

Permite verificar la conformidad de un producto a un pliego de requisitos. La certificación permite corresponder a las expectativas de los consumidores al darles garantías respecto de los compromisos contraídos.

Los consumidores se fijan primero en las características de un producto, luego en la presencia de una certificación o de una señal oficial de calidad, después en una marca o productor conocido en el que tienen confianza.

Esto demuestra la importancia dada a la certificación y a una eventual política oficial de identificación de la calidad.

La certificación fortalece la credibilidad de los productos y/o servicios.

Los productos certificados permiten una segmentación de mercado favorable a una mejora de la calidad y de la diversidad de los productos.

Los productos o servicios certificados presentan en promedio un aumento de precio del 10 al 30% en relación a los productos estándar . La competitividad por vía de la calidad, debe permitir el desarrollo de una actividad económicamente viable, asegurando una distribución equilibrada del valor agregado.

COSTOS

Los costos de certificación varían considerablemente según los productos, las cantidades y los países. Los precios son fijados por cada organismo de certificación según una regla o baremo preciso y público: número de sitios de producción, volúmenes de producto, número de referencias distintas, de procesos distintos, etc.

En general, el conjunto de los costos de certificación es inferior al 1% del valor del producto al consumidor final.

En definitiva, las ventajas de la certificación de los productos alimenticios benefician tanto a:

  • Los consumidores que encuentran productos correspondientes a sus expectativas.
  • Los productores y las empresas que tienen de este modo una ventaja comercial.
  • El Estado que puede mantener actividades en todo el territorio nacional, incluso en las áreas desfavorecidas.

En resumen, las ventajas de la certificación son:

  • Identificar y diferenciar el producto;
  • Dar credibilidad al trámite mediante la garantía de un organismo de certificación independiente de los intereses económicos en juego;
  • Crear valor agregado a todos los niveles de una cadena de producción determinada;
  • Ser mejor conocido y reconocido;
  • Ganar y/o conservar la confianza de los consumidores;
  • Eventualmente, beneficiarse de una promoción colectiva.

Redactado con información adaptada de la FAO

en → es
Certificación
en → es
Productos